Posteado por: BOX8 | 22 septiembre 2008

EL DESTINO DE PHILOMELA

En el poema Las Metamorfosis de Ovidio, Philomela es brutalmente violada por Tereus, marido de su hermana Procne. Intentando impedir que Philomela le delate, Tereus le corta la lengua y la abandona a su suerte en el bosque.  A pesar de su terrible herida, ella decide vencer su mudez y teje su historia en un hermoso tapiz para que este hecho se conozca.

Este acontecimiento se convierte en una importante metáfora sobre nuestros propios recursos. Como indica Patricia Klindienst Joplin, “cuando Philomela se imagina por fin libre para contar su historia a quien quiera escucharla, Tereus se da cuenta por primera vez del poder de la voz femenina una vez que se ha hecho pública. En privado, su fuerza física superior es suficiente. En público, sin embargo, la voz de Philomela, si se escucha, los convierte en iguales… Cuando Philomela logra transformar su sufrimiento, cautividad y silencio en arte, el texto que teje se sobrecarga con el deseo de contar, de decir”.

Su tapiz, por tanto, nos dirige a un malestar privado que debe hacerse público e interpretarse, a la vez que saca de la oscuridad todo lo que la cultura establecida considera fuera de los límites habituales del discurso (sea éste literario o sexual). El tapiz se convierte en metáfora de la necesidad de romper el silencio al que con frecuencia las mujeres nos vemos forzadas, a la vez que convierte lo que tradicionalmente se ha percibido como objeto en sujeto activo de una historia por narrar.

 

Esto es especialmente observable en la poesía contemporánea escrita por mujeres norteamericanas, muchas de las cuales realizan una interesantísima y necesaria revisión de mitos en sus obras. Pero como señala Alicia Ostriker, “¿Pueden ahora las mujeres tejer textos e interpretarlos sin reproducir otra crisis “sacrificial”? ¿Podrán ahora las mujeres contar sus historias y ser escuchadas sin señalar una nueva víctima, aún más inocente? ¿Sin que se victimicen ellas mismas?”

 

Una última reflexión: en el momento insoportable de la amputación, cuando la sangre le inunda la boca y a duras penas puede hablar, Philomela sólo es capaz de murmurar en un estertor casi inaudible la palabra padre. 

 

 

 

(Marisol Sánchez)


Responses

  1. gracias, maravilloso texto de mujeres y literatura que NO me ayuda en mi crisis!!
    Como maravilloso es el día que te das cuenta de que tejer (un “tejido”) y escribir (un “texto”) proceden de la misma raiz: del latin TEXERE
    me voy
    a seguir con mi patchwork

    Me gusta

  2. Me gusta mucho el texto de Philomela y como pone en evidencia que las mujeres consideradas ciudadanas de 2º clase, actualmente y todavía y generalmente despreciadas , objeto de la violencia machista y sometidas a una persecución sin cuartel cuando quieren ser individuos y sujetos tienen que recurrir a caminos alternativos para hacer oir su voz porque de frente , la lucha de frente por sus derechos, el de las mujeres, las pone en situación de exclusión social. Así que estoy de acuerdo rompamos el silencio divulgando la obra de las grandes mujeres poetas que son nuestra voz y utilicemos la astucia y las alternativas que nos brinda la tecnología para no callarnos, para que todo el mundo se entere lo que le cuesta a una mujer ser individuo y sujeto.

    Me gusta

  3. Dos mil años nos separan de Ovidio y la historia podría estar sacada de uno de los diarios actuales.

    “En privado, su fuerza física superior es suficiente. En público, sin embargo, la voz de Philomela, si se escucha, los convierte en iguales…” Hagamos público lo privado.

    Me gusta mucho tu blog.

    Me gusta

  4. Querida Magdalena, estoy de acuerdo con lo que comentas, aunque creo que tu punto de vista va más dirigido a la víctima “social” en una situación injusta. Yo quería referirme también al hecho de que muchas mujeres se ubican en un lugar de victimización que no sólo las coloca en un dolor sin salida; también las ancla a una realidad en la que no hay progreso ni cambio para ellas. Y también reniego de la victimización usada como excusa para la manipulación de otros, convirtiéndolos a su vez en víctimas, manteniendo una rueda infinita de angustia. Lo he visto demasiadas veces.
    Esto subyacía en este texto de Philomela. Pero más importante todavía para mí es el hecho de que contra el silencio impuesto existe la necesidad profunda de recuperar la voz, la necesidad absoluta que todos tenemos de contar nuestra versión de la historia, de decir qué sentimos, qué deseamos, qué necesitamos recordar u olvidar. El silencio puede ser germinador y fecundo en ocasiones, pero también algo muy insano para uno mismo cuando estamos bloqueados para expresarnos. Sé que hay que romperlo e ir recuperando poco a poco la confianza en el lenguaje perdido, como sea, poco a poco, con ayuda o sin ella. Sin eso no hay salida, estaremos siempre solos. Y para ello se necesitan interlocutores atentos y generosos. Saber que nuestra historia interesa, a pesar de cualquier otra imposibilidad.

    Me gusta

  5. Escalofría-mente

    Marisol, me ha gustado muchísimo el texto, narra una historia sobrecogedora y pone sobre el tapete algo cruel pero totalmente cierto y es la imposibilidad de las mujeres para poder expresarse abiertamente por temor a ser censuradas, encasilladas y por lo tanto apartadas de la sociedad, pero no ya por los hombres sino ( y esto es lo realmente escalofriante) por las propias mujeres.
    Philomela utiliza un tapiz para poder expresarse, es decir, censurada su capacidad verbal mediante una amputación, se escuda en el arte para poder expresar mediante imágenes ( lenguaje visual, lenguaje simbólico, lenguaje, por tanto, primigenio) la angustia que corroe su interior.
    La mujer , en muchas ocasiones, está obligada a la utilización de lenguajes alternativos para poder expresar el dolor, la alegría e incluso el goce y el placer. Las preguntas serían ¿ por qué tanto esfuerzo durante siglos por que la mujer calle ? ¿Por qué tanto esfuerzo para que no cuente? ¿ Cuál es el miedo tanto del hombre como de la propia mujer por que haya mujeres que hablen y que denuncien?
    El silencio es un arma letal de dominio, la expresión debe darse siempre utilizando los medios que sean necesarios, aunque sea en ocasiones tejiendo un tapiz, un hermoso tapiz virtual-real.

    Me gusta

  6. Me ha gustado mucho también a mí.
    El comentario de Farala indicando la raíz única “texere” que comparten tejer y escribir, me gusta mucho:
    Puede ser tan valioso como obra un tejido como un texto escrito.

    ¿Quiénes son las que tejen, cosen, bordan, hacen bolillos, patchwork, ganchillo.. y tantas y tantas labores maravillosas?

    Y estas obras calladas de tantas mujeres deberían tener bastante más consideración de la que se les da.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: