Posteado por: BOX8 | 12 febrero 2009

UN POEMA DE PIER PAOLO PASOLINI (o la conciencia que no perdona)

Pier Paolo Pasolini

Pier Paolo Pasolini

 

21 de junio de 1962

Trabajo todo el día como un monje

y por la noche doy vueltas, como un gato viejo

en busca de amor… Voy a proponer

a la curia que me hagan santo.

Al engaño, de hecho, respondo

con la mansedumbre. Como miran las imágenes

miro yo a los adictos al linchamiento.

Con el sereno valor de un científico

me observo a mí mismo masacrado. Parece, a veces,

que odio y, sin embargo, escribo

versos llenos de amor preciso.

Estudio la perfidia como un fenómeno

fatal, como si careciera de objeto.

Tengo piedad de los jóvenes fascistas

y para los viejos no dispongo

de otra cosa que la violencia de la razón.

Pasivo como un pájaro que, volando,

todo lo ve y en su corazón se lleva

al cielo la conciencia

que no perdona.

 

(De Poesía en forma de rosa, trad. Juan Antonio Méndez)


Responses

  1. Estremecedor el poema de Pasolini. Para mí el proceso de identificación que me produce el poema es un consuelo a la masacre que nos produce a los oprimidos el fascismo del capitalismo y el disimulo con que se realizan las agresiones en la vida moderna. Hoy se masacra a las personas disimuladamente. Hay que leer a Pasolini para ser conscientes de las multiples agresiones que recibimos. Gracias. Muchas gracias.

    Me gusta

  2. Sí, me parece que este poema es muy hermoso e interesantísimo – no sólo desde el punto de vista formal. Plantea la necesidad en la vida de prestar atención a todo con calma, con la curiosidad de un entomólogo que capta la crueldad banal, la perfidia sin objeto, sin manifestar una reacción aparente, pero sin olvidar. Todo se lleva en el corazón. Incluso la piedad que nos produce la infamia. El sentir empatía convierte el corazón, tan maltrecho en todos nosotros, en humano. Creo que Pasolini era, esencialmente, un hombre honesto consigo mismo; y con una gran fortaleza interior. El poema me transmite inteligencia y agudeza, pero también esa fortaleza que genera el sentir compasión por las indignas debilidades de la naturaleza humana.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: