Posteado por: BOX8 | 16 abril 2009

FRONTERAS EXTERIORES E INTERIORES

La frontera entre México y Estados Unidos y la frontera palestino-israelí son espacios reales de paso que se han constituido de manera definitiva en espacios emocionales e ideológicos metáfora del desgarro interior y los conflictos exteriores que se ven obligados a soportar todos los que habitan la periferia fortificada de la élite.  En ambas, el sujeto está atrapado en un permanente tránsito entre lo inalcanzable (que puede ser otro país o el sueño de una patria propia) y la realidad, viviendo gran parte de su tiempo fuera de su territorio al tener que desplazarse por razones de trabajo, de salud o de estudios. Tanto mexicanos como palestinos ven acrecentada su conciencia de identidad al tener que autodefinirse constantemente frente a la hostilidad del otro.

En la border2llamada frontera norte mexicana, en ese no-lugar de alguna manera inaprehensible y convulso, en el que no surgen relaciones duraderas, habitado por los indóciles que han quedado fuera de un proyecto nacionalizador, el sujeto fronterizo se ve sometido a un perpetuo proceso de adaptación, siempre inconcluso, que acrecienta su sofocación y que merma sus posibilidades de encontrar sentido a su vida y le puede reducir a la nada. Todo está ahí: los centros urbanos desarticulados y caóticos, la vida en tránsito, la quimera de otro lugar más allá de una frontera que se percibe como algo mítico y a la vez peligroso, la ciudadanía en subalternidad, el abuso del capitalismo globalizado que roba tiempo para soñar, para vivir y para amar; la violencia de género, el trabajo mal pagado de la mujer en las maquiladoras que la libera pero a la vez la somete irremediablemente a horarios inhumanos, a relaciones inhumanas, a la vulnerabilidad extrema de su cuerpo; la recreación mental de un pasado mejor como metáfora-refugio frente a las tormentas; la inseguridad, la impunidad, el individualismo, el desamparo, así como la denuncia política, la intensa creatividad artística, la vitalidad, la música y la efímera alegría que proporciona lo inmediato. A su vez, la frontera palestino-israelí, marcada por innobles muros de hormigón, es la manifestación del terrorismo de estado, el melancólico punto de confrontación de complejos factores políticos y border3espirituales, donde las vidas de los niños colisionan con los tanques en un lugar que es la punta del iceberg, lo más visible, la vanguardia de un conflicto generalizado por todo el planeta entre el deseo de antiglobalización y el liberalismo extremista neocon.

La frontera, como dice Jean Franco, otorga representatividad política a unas nuevas élites posnacionales y a la vez propicia  la creación de “ciudadanos desechables”, cuyo valor para el sistema internacional proviene precisamente de su falta de derechos sustantivos.

 

(Marisol Sánchez)


Responses

  1. […] FRONTERAS EXTERIORES E INTERIORES […]

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: