Posteado por: BOX8 | 7 mayo 2009

LISA (un poema de olvido, por Roberto Bolaño)

LISA 

 

Cuando Lisa me dijo que había hecho el amor
con otro, en la vacía cabina telefónica de aquel
almacén de la Tepeyac, creí que el mundo
se acababa para mí. Un tipo alto y flaco y
con el pelo largo y una verga larga que no esperó
más de una cita para penetrarla hasta el fondo.
No es algo serio, dijo ella, pero es
la mejor manera de sacarte de mi vida.
Parménides García Saldaña tenía el pelo largo y hubiera
podido ser el amante de Lisa, pero algunos
años después supe que había muerto en una clínica psiquiátrica,
o que se había suicidado. Lisa ya no quería
acostarse más con perdedores. A veces sueño
con ella y la veo feliz y fría en un México
diseñado por Lovecraft. Escuchamos música
(Canned Heat, uno de los grupos preferidos
de Parménides García Saldaña) y luego hicimos
el amor tres veces. La primera se vino dentro de mí,
la segunda se vino en mi boca y la tercera, apenas un hilo
de agua, un corto hilo de pescar, entre mis pechos. Y todo
en dos horas, dijo Lisa. Las dos peores horas de mi vida,
dije desde el otro lado del teléfono. 

 

Roberto Bolaño

Roberto Bolaño

 

 



Responses

  1. pff en el fondo la palabra que no menciona es la de la sensación que transmite… en el fondo a él, más que nada le da asco no??

    Me gusta

  2. A mí lo que me parece es que la conmoción que él siente ante el acto sexual con Lisa es tan impactante que se convierte en algo terrible. Quizás seguir con ello destroce su vida, ordenada y aceptada, quién sabe. He conocido casos así. Lo cierto es que parece que él habla de ella con nostalgia ¿no? Bueno, realmente no estoy segura de nada pero me gusta tanto Bolaño…
    Gracias por escribir en el blog. Gracias (enormes) por recomendarlo en el tuyo.

    Me gusta

  3. Hola, Marisol. Las gracias a ti, me alegra que hayas dejado un comentario en el blog porque así puedo decirte que he disfrutado muchísimo del libro y que la traducción me ha parecido impecable. Soy consciente de la importancia de la labor del traductor/a y, a excepción de algún despiste ocasional, siempre incluyo su nombre cuando publico en el blog algún poema traducido.
    Enhorabuena, regresaré por aquí a menudo. Un abrazo,
    Ana

    Me gusta

  4. Sin Tregua
    Para Mario, en el homenaje de la vida

    Y no hubo tregua
    en esto de vivir
    con el mar por corbata
    y América por corazón.
    Y no hubo tregua
    en esto de cantar
    a la vida y empequeñecer a la muerte.
    No cesará la lluvia de tu verso
    ni el fuego de tu prosa.
    Y no hubo tregua
    para desandar el camino,
    destapar lunas
    y escudriñar soles,
    clausurar anclas
    y desplegar velas.
    No está lista mi lágrima
    sino mi sonrisa,
    mi libreta en la mochila
    y mi bolígrafo en el faro.
    No hay adiós,
    Benedetti,
    sólo un guiño de paloma
    entre el amor y la muerte.

    César Cando Mendoza
    Quito, Ecuador

    Me gusta

  5. “Prosa en astillas” como hubiese dicho Carlos Martínez Rivas.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: