Posteado por: BOX8 | 25 agosto 2010

“GOOD NIGHT, SWEET PRINCE” (EN RECUERDO DE ROBERTO BOLAÑO)

Caligrama del poeta Nicanor Parra, obtenido en el blog "ARCHIVO BOLAÑO"

Tras la relectura de 2666, recuerdo que en un verano tan tórrido como éste, en el 2003, murió Roberto Bolaño. Bolaño, al que el editor Jorge Herralde definió como “poeta y perro romántico, rabioso y apaleado”, o, como escribió Fabrice Gabriel en Les Inrockuptibles, “un chileno perfecto para nosotros: barroco pero breve, erudito sin ser pedante, trágicamente metafísico y auténticamente bromista, loco por la poesía pero dotado de una eficacia narrativa sin falla alguna… Una especie de fenómeno entre Woody Allen y Lautréamont, Tarantino y Borges (…) un autor que no amaba el pathos superfluo ni los discursos grandilocuentes.”

Roberto Bolaño ejerció de basurero, vendedor de bisuteria, lavaplatos, vendimiador e incluso vigilante de un cámping en Castelldefels (“El oficio en el que mejor me he desempeñado fue el de vigilante nocturno de un camping cerca de Barcelona. Nunca nadie robó mientras yo estuve allí. Impedí algunas peleas que hubieran podido terminar muy mal. Evité un linchamiento, aunque de buena gana, después, hubiera linchado o estrangulado yo mismo al tipo en cuestión”) antes de dedicarse a la escritura a tiempo completo y llegar a ser reconocido como un escritor de los grandes, de los esenciales; antes de escribir, entre 1996 y 2003, lo que según Javier Cercas entra simplemente en el terreno de lo asombroso.

Recuerdo ahora sus palabras sobre el feminicidio en la frontera norte mexicana, en su última entrevista concedida antes de morir. Cuando la entrevistadora le pregunta cómo se imagina el infierno, Bolaño no duda en su respuesta: “Como Ciudad Juárez, que es nuestra maldición y nuestro espejo, el espejo desasosegado de nuestras frustraciones y de nuestra infame interpretación de la libertad y de nuestros deseos.”

—————————————

Poema de José Angel Cuevas, a Roberto Bolaño
Bolaño nació en Cauquenes
su padre era un camionero / un duro boxeador
peleaba mucho con su madre. Bolaño quería mucho a sus hijos,
su mujer vivía un poco más allá. En otra casa.
Bolaño dice que la literatura chilena es una mierda / que vale hongo seco /
que los obligaría a todos a parar un año entero/
y que leyeran a Parra, desde los Antipoemas al Cristo de Elqui.
Que Neruda tiene sólo Las Residencias. Lo demás es malo.
Que Huidobro es mucho trululú tralalí tralalá, mucho paracaídas.

Bolaño quiso mucho a su amigo Mario Santiago que murió el ‘98
y él murió el 2003.
Que lo que importa en la novela es la estructura /
que el contenido Solo No vale nada.
Bolaño dice que estuvo en la casa de Jaime Quezada para el 11/9/73
y que quiso ir a pelear / pero Quezada estaba muy asustado
Bolaño fue trotskista / pero después se hizo anarquista.

Dice que los escritores de izquierda son malos malos malos
que desprecia a Luis Sepúlveda / Rivera Letelier / a la “Pobre Diamela”
que Zurita es mesiánico, que a Donoso le falla su línea de flotación
y se nota que odia al Chile político, al Chile literario
y sólo le gusta el Chile gastronómico.
Bolaño escribe en las mañanas / con un auricular en la oreja /
a todo volumen.

Su escritura es autobiográfica
trabajó cargando barcos / trabajó vendiendo vírgenes de yeso /
cuidando unos albergues.
Su única patria fueron sus dos hijos.
No pescó a Antonio Skarmeta que mandó a su mucama a invitarlo a su programa /
pero él le dijo que estaba ocupado.
Algo que le aburre a Bolaño es EL DISCURSO VACIO DE LA IZQUIERDA.
Esos jóvenes latinoamericanos que fueron al sacrificio /
dice que su valor es tan grande como su inocencia y su estupidez /
que escribiría una novela sobre detenidos-desaparecidos /
pero que para terminar en una obra de denuncia: mejor no escribe Nada…
El trabaja literatura del Individuo /
sus preferidos son Joyce / Faulkner / Pound y Kafka
el resto: literatura del individuo / La literatura aburrida es la que no asume riesgos /
la revolución del Arte
la revolución de la gente
la revolución interior.

Latinoamérica es el manicomio de Europa.
Chile es la metáfora de un País Infernal / en Nocturno de Chile.
Dice que la chatura de Chile va acompañada de una desesperación infinita
500 años de analfabetismo por el lado del Padre
300 años de desidia por el lado de la Madre.
Nada más.


Responses

  1. En la literatura y en el arte en general se deben asumir riesgos porque según parece ya lo dijo Virgilio : “La suerte acompaña a los audaces” Sólo se necesita libertad para la expresión, lo demás viene rodado:

    A cada tiempo su arte
    a cada arte su libertad

    Bolaño asumió los riesgos, Nicanor Parra también, lo mismo que los hombres lapidados actualmente en Chile y que las mujeres que cruzan las fronteras. Tengo en mente un post sobre las lapidaciones, algo corriente en nuestro avanzado S.XXI. Paradójico ¿vedad?

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: