Posteado por: BOX8 | 12 noviembre 2010

“MIS TRES FAUCES”, UN POEMA DE FRANCISCO BRINES

Mis tres fauces

El perro aquél aulló varios veranos

 siempre solo en la casa abandonada.

Aún sigue su terror en mis oídos,

dentro de mi aúllan

(con el miedo de Cristo abandonado

en el viejo olivar)

las fauces de aquel perro, tan sediento

de alguna compañía,

en aquel cielo azul que se apagaba

por entre las palmeras y naranjos

donde mi juventud

se miraba en el mundo.

Yo soy ahora el perro, que aún no ha muerto,

y soy también el miedo de Cristo abandonado

en el viejo olivar,

bajo los astros fríos.

Mis tres fauces:

del animal que soy,

de Dios (que me abandona)

y estos restos de espíritu y de carne

que se muerden.

(Poema inédito recogido en Para quemar la noche, antología que se publica hoy 12 de noviembre)

Francisco Brines (Oliva, Valencia, 1932)

 

Dice Francisco Brines que “uno vive como único el propio dolor; experimentas el dolor como el dolor que aparece por primera vez; es como el amor”. Y en otra entrevista, matiza:  “En mi vida valoro mucho la riqueza de las relaciones físicas. Pero en mis poemas, y por ese centro que lo devora todo, lo corporal siempre ha aparecido lastrado por la destrucción”. Y es que así es la vida, y con esa dualidad aparece en su poesía, sensual y elegíaca al mismo tiempo: una pérdida ante la que uno está siempre íntimamente solo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: