EL OJO HUMANO

1 de septiembre, 2008

Karl Marx : “El ojo humano sólo se hace humano cuando el objeto de su mirada se convierte en un objeto humano, social.”

(Cita tomada del prefacio de la colección de ensayos A Human Eye, Nueva York: Norton, 2009, de la poeta norteamericana Adrienne Rich)

——————————————

2 de septiembre, 2008

ELEGIA PARA JOHN DONNE

John Donne se ha dormido, y todo duerme a su lado.
Se han dormido las paredes, el piso, la cama, los cuadros;
se han dormido los tapices, los candados, la mesa, el gancho,
el guardarropa, la alacena, los cortinajes, la bujía.
Duerme todo. La botella, el vaso, las jofainas,
el pan, el cuchillo de pan, las porcelanas, los cristales, la loza,
el candil de la noche, la lencería, las cómodas, los frascos y relojes,
los escalones, las puertas. En todas partes, la noche.
La noche por doquier: en los rincones, en los ojos, en la ropa blanca,
entre los papeles, en el escritorio, en el habla viva,
en sus palabras, en la leña, en las tenazas, en las cenizas
de la chimenea apagada, en cada objeto.
En la levita, los zapatos, las medias; en las sombras
tras el espejo, en la alcoba, en el respaldo del sillón,
de nuevo en la jofaina, en los crucifijos, en las sábanas,
en la escoba a la entrada, en las pantuflas. Todo se ha dormido.
Se ha dormido todo. La ventana. La nieve a través de ella.
La pendiente blanca del tejado vecino. Parece un mantel
su cima. Y todo el barrio se ha sumido en el sueño,
tajado a muerte por el marco de la ventana.
Duermen los arcos, los muros, las ventanas: todo.
Canto rodado, adoquines, rejas, jardines.
No se enciende una sola luz, ni rechina una rueda…
Las verjas, los ornamentos, las cadenas, los postes.
Duermen las puertas, bisagras, picaportes, garfios,
los canceles, los cerrojos con sus llaves, los pasadores.
En ninguna parte se oye susurro, ruido ni golpe.
Sólo la nieve rechina. Duerme todo. Aún falta para que amanezca.
Las cárceles se han dormido, los castillos. Duermen
las balanzas en la pescadería. Duermen los cerdos abiertos en canal.
Las casas, los traspatios. Duermen los perros guardianes.
En los sótanos duermen los gatos, con orejas paradas.
Duermen los ratones y la gente. Londres profundamente duerme.
Duerme el velero en el puerto. El agua con nieve, dormida
cruje bajo su fondo, y a lo lejos se funde con el dormido cielo.
John Donne se ha dormido. Y junto con él, el mar.
La costa caliza se ha dormido sobre el agua.
Toda la isla duerme en los brazos de un mismo sueño.
Cada jardín está afianzado con triple cerradura.
Duermen los arces, pinos, olmos, cedros, abetos.
Duermen las laderas, los arroyos en las cuestas, las sendas.
Duermen los zorros, el lobo. También se ha echado el oso.
La nieve obstruye las entradas a sus guaridas.
También se duermen los pájaros, su canto no se oye.
No se oye el grito de la corneja, es noche, no se oye
la carcajada de la lechuza. La región inglesa está en silencio.
Brilla una estrella. Un ratón avanza con paso cauteloso.
Se ha dormido todo. Todos los muertos yacen
en sus ataúdes. Duermen tranquilos. En sus lechos
duermen los vivos, hundidos en camisones.
Duermen solos. Profundamente. O entre los brazos.
Todo se ha dormido. Duermen los ríos, montes, bosques.
Duermen las bestias, las aves, el mundo vivo y no vivo.
Sólo la blanca nieve vuela desde los cielos nocturnos.
Pero también ahí duermen, por encima de todos.
Duermen los ángeles. Los santos se han olvidado,
dormidos, del mundo azaroso, para su santa vergüenza.
La Gehena duerme, duerme el bello Paraíso.
A esta hora nadie sale de su casa.
El Señor se ha dormido. La tierra quedó enajenada.
No ven los ojos, el oído ya no oye.
También duerme el demonio. Y se durmió a su lado
la discordia, en la nieve de la campiña inglesa.
Duermen los jinetes. Duerme el arcángel con su trompeta.
Duermen los caballos, meciéndose suavemente en los sueños.
Y todos los querubines, en una misma masa, abrazados,
duermen bajo la cúpula de San Pablo.
John Donne se ha dormido. Se han dormido, duermen los versos.
Todas las rimas, las imágenes. No se puede distinguir
las buenas de las fallidas. El vicio, la angustia, los pecados,
callados por igual, reposan en sus sílabas.
Y cada verso es hermano a otro verso: aunque en sueños
musiten uno al otro: hazte un poco a un lado.
Pero las puertas del Paraíso quedan tan lejos a
cualquiera de ellos,
cada uno es tan pobre, denso y puro, que en todos hay unidad.
Duermen todas las líneas. Duerme la rigurosa bóveda de los yambos.
Los troqueos duermen todos como guardianes, a la izquierda, a la derecha.
En ellos reposa la imagen de las aguas del Leteo.
Y detrás de ella duerme profundamente la gloria.
Duermen todas las desgracias. También los sufrimientos se han dormido.
Los vicios duermen. El bien se ha abrazado al mal.
Los vicios duermen. La blancuzca nevada
busca en el espacio alguna mancha negra.
Todo se ha dormido. Duermen profundamente las filas de los libros.
Bajo el hielo del olvido duermen los ríos de palabras.
Duermen todos los discursos, con todas sus verdades.
Duermen sus cadenas. Los eslabones suenan levemente.
Todos duermen profundamente: los santos, Dios, el diablo.
Sus pérfidos sirvientes. Sus hijos. Sus amigos.
La nieve sola susurra por los oscuros caminos.
Y ya no hay sonidos en el mundo entero.

(Joseph Brodsky, trad. Tatiana Bubnova. Entrada dedicada a Isabel Fresco)

Joseph Brodsky
Joseph Brodsky

————————————————————

11 de septiembre, 2008

CUENTO

(El jefe mosca le pregunta al pequeño mosca-scout:

– ¿De qué estás hecho, soldado?

– De exoesqueleto y materia viscosa, señor.

– Error. De valor, muchacho, de valor.)

“What killed the dinosaurios?, preguntas mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿O quién? ¿Tú misma, un meteoro, una erupción volcánica? ¿Murieron uno a uno apuñalados o fueron víctimas tempranas de una súbita y calculada exterminación?”

(José Angel Valente, “Anotación para un fin de siglo”)

(Al leer este poema, la pequeña mosca-scout, que se había creido hecha sólo de materia blanda, pensó que después de todo, quizás también había sido tozuda y aguerrida como una chincheta, y que sus dinosaurios interiores, no sabía si de uno en uno o todos a la vez, estaban a punto de morir.)

 

(Marisol Sánchez)

——————————————————

13 de septiembre, 2008

VIVA LA VIDA TOUR 2008 DE COLDPLAY, o como atrapar los sueños con las manos.

“Llevo mi triple ojo mientras recorro la calle…” El ojo que permite ver la vida a fondo y aquello que te alimenta, y te puede hacer, aunque sólo sea un instante, muy feliz. Es esa visión la que te permite sentir una emoción profunda cuando oyes la canción que esperabas en un concierto y precisamente en ese momento, la luz se vuelve azul y millones de mariposas caen del cielo y ebria, como cuando eras niña, intentas atraparlas todas.

(Lovers in Japan)

————————————————

16 de septiembre, 2008

DE AMORE

Calisto: ¿Cúal dolor puede ser tal

que se iguale con mi mal?

Sempronio: Destemplado está este laúd.

(La Celestina, I)

 

Estáis todos muertos, amantes del pasado;

y el amor es un muerto que resurge y humilla.

………………………

Quiero ser Celestina, la leal desdentada

que sin pudor ni pureza ama la vida,

bebe vino sin música ni rosas ni poemas,

y se sonríe: ¡oh juventud, bendita ingenuidad!

Ella es verdadera: casi puede morirse

aunque no lo comprenda, ya ha girado su rueda;

en cambio Melibea, ¡pobre ciega! Placeres

le ha robado su suerte que no estaban descritos.

Amanece en Toledo por los campos extensos

las avutardas se camuflan en los trigos.

Ella entrega la vida, loca, desde la torre,

… Algo va mal. Los ojos de la vieja

miran desde un infierno de obscenidad:

ni ofrecen ni demandan, todo lo han visto

¿y quién dice que no llora esta puta perpleja?

(Isabel Fresco Otero, de Coloquio de sirenas)

—————————————————-

 

18 de septiembre, 2008

 

LA TELA

 

Tú enhebras la aguja. Yo te sostengo el hilo. Con mejor intención que habilidad intentamos recomponer el rasgado de la tela. Una tela magnífica que yo creía de otomán, de damasco, o de una seda tornasolada y crepitante. A veces me parecía, en cambio, que era una seda rústica todavía olorosa, un delicado jaipur, un brocado con relieves suaves y densos que nos gustaba recorrer con los dedos; quizás una cachemira hecha de la dulce lana de aquellas cabras, un shantung irregular de China o una brillante seda mikado; un cobertor amable con los colores vivos del algodón de Madrás, traido de La India por los británicos. Telas que evocaban sitios lejanos en los que nunca había estado.

Según la miraba, cambiaba: a un elegante tafetán o a un hermoso corduroy; nunca a seda-banana, a gasa, tul o muselina. Era diferente. Era cálida y protectora. Cubriente. Sin embargo, en otras ocasiones, al entrecerrar los ojos veía simplemente un trapo tenebroso, una mortaja, una simple pana verdinegra y apagada.

Inseguros nos intercambiamos la aguja, intentando reparar el brusco rasgón en la tela que tanto daño nos hace ver. Somos un hombre y una mujer con poca experiencia en esta labor haciendo lo que buenamente podemos para arreglar el descosido, el roto. Nos observamos por el rabillo del ojo mientras trabajamos.

Ten cuidado al pasarme la aguja, no me dañes. Yo intentaré no clavártela a ti. No quiero que ni una gota de sangre manche este tapiz ya tan rasgado.

(Anónimo, Memorias de una encajera de Leiden, s. XVIII)

(Marisol Sánchez)

 

————————————————————–

22 de septiembre, 2008

EL DESEO

Nuestro deseo conecta con nuestra atención y nuestras elecciones: a quién prestamos atención, a quién ignoramos, y por qué y cómo elegimos ignorar o prestar atención. Nuestro deseo es, en un cierto sentido, un microcosmos del macrocosmos de nuestra opresión (…) El deseo implica elección; es un juicio que integra razonamiento, emociones, y todas nuestras facultades

(Sarah Hoagland, 1988)

(Y una vez más: si incluso el lecho conyugal es algo político, ¿con quién te juegas tu suerte?)

——————————————

28 de septiembre, 2008

RESURRECCIÓN


La poesía entra en el sueño
como un buzo en el lago.
La poesía, más valiente que nadie,
entra y cae
a plomo
en un lago infinito como Loch Ness
o turbio e infausto como el lago Batalón.
Contempladla desde el fondo:
un buzo
inocente
envuelto en las plumas
de la voluntad.
La poesía entra en el sueño
como un buzo muerto
en el ojo de Dios.

(Roberto Bolaño, Los perros románticos, Chile, 1953-2003)

——————————————-

4 de octubre, 2008

JOSE ANGEL VALENTE O LA INDESTRUCTIBLE FUERZA DE LA INCERTIDUMBRE

En La experiencia abisal, Valente presenta la figura de Baruch Spinoza como esencial para el establecimiento de una ética no sujeta a un credo determinado; para la disolución del dogma, basándose – según las palabras utilizadas por este poeta – en “la indestructible fuerza de la debilidad y la incertidumbre”.

Como indica Juan Goytisolo, estas palabras son esenciales para entender también la propia poética de Valente, quien, paradójicamente, se afirma y fortalece en el mismo acto de asumir su desamparo:

Tal es la clave de esta poesía, la verdad última de esta historia: sólo la incertidumbre nos hace avanzar, pero avanzar a tientas, por tatônnement, por tanteo y duda, en la bruma del ser. No será la incertidumbre, en ningún caso, una piedra porosa. Me atrevería a definir, en esta perspectiva, la porosidad como la invisibilidad intersticial de la materia, la secreta holgura entre las moléculas de los cuerpos y el espacio interior que niega todo lo excesivamente consolidado o compacto y, ante todo, la homogeneidad impositiva de la certidumbre y el dogma.

(José Angel Valente, La experiencia abisal)

———————————–

6 de octubre, 2008

ENTRA DÓCILMENTE

Te han crecido alas de dolor

y te agitas en la cama como una gaviota herida

pidiendo agua, pidiendo té, uvas

cuyas pieles no puedes mascar.

¿Recuerdas cuando me enseñaste

a nadar? Suelta, dijiste,

el lago te sostendrá.

Ansío decir, suelta padre

que la muerte te sostendrá.

Afuera, el otoño prosigue sin nosotros.

Con qué facilidad ceden las hojas,

las oigo en el último soplo de aire,

dejando atrás este lugar que desaparece.

(Linda Pastan, trads. R. Lentini y S. Schreibman)

———————————————–

10 de octubre, 2008

EL VIAJE

 

Primer error: cerrar los ojos.

Segundo error: abrirlos pensando que ya no hay dolor.

——

Asustada observo el jirón sanguinolento dando vueltas en el agua al apretar el botón. El coágulo permanece demasiado tiempo: angustiosamente rojo primero, rosa pálido después.

Recorriendo caños sucios vas por tuberías oscuras bajo esta ciudad innoble, hacia un mar que no conozco. Vas tan solo como yo.

Quizás te acompañen mujeres-pez de manos suaves, tritones que te guíen el camino, delfines de hocicos cariñosos y algún caballito – aunque yo sé que no quedan en ese mar sin orillas por el que sólo navegan las basuras y las pateras del infortunio.

Mi dolor y el de las calles se confunden; mi percepción de esta doble dislocación crece hasta hacerse insoportable. Para ti no ha existido el padre de la hospitalidad, pero yo –lo digo ahora sabiendo que estoy alejada de mi misma y que más tarde sentiré añoranza y pesadumbre-  tengo que seguir viviendo.

 

(Marisol Sánchez)

—————————————

19 de octubre, 2008

SEI SHÔNAGON, poeta y camarera de una emperatriz japonesa del siglo X, escribió lo que recientemente se ha editado como EL LIBRO DE LA ALMOHADA, una colección de observaciones, objetos y sentimientos apilados de manera totalmente subjetiva, onírica y profundamente reflexiva, que enviaba con regularidad a su amante, con el que mantenía una intensa relación epistolar. Shônagon inició una tradición poética de enorme influencia durante mucho tiempo en Japón; de hecho, fue exponente de la cultura Heian, una cultura básicamente artística y femenina.

¿Qué listados haríamos nosotros ahora? ¿Qué observaríamos? ¿Fijaríamos la mirada en nuestro entorno? ¿Nos centraríamos sólo en nosotros mismos al pertenecer a un tiempo en el que lo privado se hace público, de manera simplemente impúdica, sin trascendencia, como fetiche de la cultura basura? ¿Seríamos capaces de asumir hasta qué punto la falta de observación y reflexión es muy responsable de la inacción en la que nos vemos sumidos? ¿Y cómo no partir del yo para ampliar nuestra visión hasta un horizonte en el que hay tanto que derribar?

 

(Marisol Sánchez)

 

EL LIBRO DE LA ALMOHADA
EL LIBRO DE LA ALMOHADA

—————————————-

29 de octubre, 2008

Extasis

Al hacer el amor en el tercer día,

nuboso y negro, al no pararnos

sino en penetrar más y más

y no vacilar, no reprimir nada,

subimos en el aire, hasta

estar más allá del bosque. El lago quedaba

helado, argentino, la superficie fruncía,

no reflejaba nada. Los peñones negros

se elevaban allí en el aire sepia

graneada, las manchas de nieve

de un blanco brillante, y aunque

no sabíamos dónde estábamos, ni podíamos

hablar el idioma, apenas veíamos,

no parábamos, ascendiendo con los negros

peñones hasta las negras colina, las negras

montañas surgiendo de las colinas. Reposando

en la cresta de las montañas, una enorme

nube con bordes festoneados de una luz nocturna

flameante, no retrocedimos,

perseveramos, aunque estábamos

mucho más allá de lo que conocíamos, subimos

hasta la fibra de la nube, aunque

teníamos miedo y el aire estaba hueco, aunque

no se cultivaba nada allí, aunque

es un lugar desde donde nadie ha regresado.

 

(Sharon Olds, The Dead and the Living)

………………………………

6 de noviembre, 2008

POETICA DO EREMITA

No deserto estão secas
as pedras que no mar se molhavam
a semelhança confunde o eremita que solitário demais
passou o tempo entregando-se à solitária memória
aqui a pedra seca
para o eremita não perdeu
a qualidade úmida de poder
ter estado ao pé do mar.

(Fiama Hasse Paes do Brandao)

……………………….

6 de noviembre, 2008

Creo que para dos personas enamoradas es muy peligroso no pensar en la manera en que su relación está condicionada por la cultura. No importa que puedan ser un hombre y una mujer, dos mujeres, dos hombres, una persona blanca y otra de color, una que creció en el privilegio y otra no… Seamos lo que seamos, existe ese marco cultural del que venimos y desde el cual todavía podemos decidir seguir pensando. Ser consciente de ello es duro, requiere esfuerzo; especialmente si amas, o crees que lo haces, y si deseas lo mejor para la otra persona.

(Adrienne Rich)

…………………….

8 de noviembre, 2008

RUSSIAN RED: “No Past land”

If my hands weren’t there, like I saw in the stream
of the drawings been made on a full colour screen
if they weren’t to be found, then what else could I be?

If your hands weren’t there, like I saw in my dreams
and the poets we made, had all gone, disappeared,
then what else, then what else could I be?

If your hands & my hands strolled together around
if they were to make friends we’d be possibly up
to scape from this world, from this no past land.
If I looked in the windows while walking pass through
if I stared at the willows with my seven black truths
if my eyes were to see what belongs to your mind…

If you’d like, keep perceiving what lies on my back
and your eyes will shine through the glass of my wine
and the willows, the windows, the pillows, and your mouth.

If your hands & my hands strolled together around
if they were to make friends we’d be possibly up
to escape from this world, from this no past land.

———————————————-

10 de noviembre, 2008

SESIÓN DE TERAPIA DE HELENA MARIA VON AROMSTEIN (según testimonio video VCH08/134)

1.- El sueño de hace una semana se concreta para nuestra analizanda en la dificultad de separar lo hermoso (que hace daño) de lo feo (cuya aceptación conviene) cuando la supervivencia emocional está en juego y cuando todo está tan mezclado. Lo difícil que resulta dejar atrás cosas dulces y nutridoras que crean bienestar para deglutir ese agua sucia que supuestamente te sanará. ¿Quién lo haría sin esfuerzo, en realidad? Y, ¿sirve de algo autoconvencerse de que ese agua sucia es necesaria? ¿Es verdaderamente así? ¿Y quién dice qué es lo sano? (en realidad la sra. Von Aromstein nunca ha soportado que le digan lo que tiene que hacer; es de las que prefieren estrellarse por sí mismas). El terapeuta enciende un cigarrillo y observa las volutas de humo. “No estoy de acuerdo con que tenga que deshacerse de lo hermoso. Con el tiempo, recordará sólo lo bueno”, murmura.

2.- Sueño 2: La analizanda, la sra. Von Aromstein (DLADTV, De-Los-Aromstein-De-Toda-La-Vida), está medio perdida en un pueblo polvoriento y recibe un sms de su amante (sabe que es de él) pero su móvil está averiado, por lo que no lo puede leer. Intenta rápidamente teclear un mensaje aun sabiendo que su móvil no funciona ya. En realidad, su móvil no es su móvil, sino la uña de su dedo gordo donde ella intenta teclear algo inútilmente. En la pantalla del teléfono (por estas curiosidades de los sueños, el móvil ha recuperado su aspecto habitual), aparece un mensaje: LA COMUNICACIÓN ESTÁ A PUNTO DE EXPIRAR. Con sensaciones inciertas emprende el camino de vuelta, por un sendero de tierra entre casas de pueblo. Encuentra un hombre moreno y atractivo, vestido con un mono de mecánico, y con el que ella se siente muy cómoda, que la acompaña en el recorrido. “Creo que debería cambiar de amante”, dice mirándose las uñas pintadas de color chocolate-Madagascar, “o de móvil; o hacer un curso de yoga-pilates”. El terapeuta asiente. “Si encuentra un buen entrenador, no lo suelte”, dice, “no sabe los jetas que yo me he encontrado”.

3.- Poema: “¿Cómo nos vimos atrapados en este incendio,/ nosotros, que sólo buscábamos hacer una fogata en el bosque en primavera?” (La sra. Von Aromstein parece abrumada y recuerda los olores, los colores y la emoción de aquellos días ya lejanos con una melancolía desesperada. Su terapeuta no dice nada pues está echando disimuladamente una cabezada).

4.- Texto de Carlos Piera: “Superar exige asumir, no pasar página o echar en el olvido. En el caso de una tragedia requiere, inexcusablemente, la labor del duelo […] El duelo  no es ni siquiera cuestión de recuerdo: no corresponde al momento en que uno recuerda [a alguien], un recuerdo que puede ser doloroso o consolador, sino a aquel en que se patentiza su ausencia definitiva. Es hacer nuestra la existencia de un vacío”. La sra. Von Aromstein sabe que eso es cierto y que a su manera cordial, no exenta de algunas meteduras de pata que lamenta, pero con una enorme fiereza interna  – que sólo conoce ella -, lleva ya semanas elaborando su despedida; una despedida esta vez definitiva de algo que la hizo sentir viva y alegre en ocasiones, pero angustiada y muy triste en muchas otras. Pero, aun sabiéndolo, le produce conmoción oírselo decir a su terapeuta, que ya ha acabado su pequeña siesta. “Que difícil es seguir ahora por sendas distintas, bifurcadas, este camino de baldosas amarillas” – murmura – “qué difícil es despedirse interiormente de algo cuando sabes con toda certeza que la pérdida es irreparable, qué difícil es aceptar que algo o alguien ya no esté en tu vida, ni tú en la suya, de la manera en que hubiera sido deseable, qué triste es irse desenamorando con lo hermoso que es amar, y qué difícil es manejar la culpa …” La sra. Von Aromstein se levanta pues sabe que la sesión ha acabado. Por la ventana entran los rayos del sol de otoño y ante ese rasgo de vida – coraje no le falta – pregunta: “¿Y cuánto dice que duran los duelos?”. El terapeuta, sonríe de manera enigmática: “Nos vemos la semana que viene. Y le recuerdo que hoy no hemos hablado de su vida sexual y que no me ha pagado todavía”. Displicentemente, nuestra analizanda pone los billetes en la mesa y aprovecha para mangarle el mechero al psiquiatra que se ha dado la vuelta.

—————————————————

19 de noviembre, 2008

WALLACE STEVENS

“One must have a mind of winter…”

Pensábamos que el tiempo traería respuestas y sólo nos ha dado nuevas preguntas.

———————————

23 de noviembre, 2008

 

N. S. HARSHA: “De la guarida de los creadores de la náusea al estante del supermercado”

N.S. Harsha
N.S. Harsha

————————————————-

1 de diciembre, 2008

LA ASAMBLEA DE LOS MUERTOS (la histeria masculina)

 

mask11

 

Al leer a Pierre Bruno, Mónica Torres, Cruppi, Pommier Gèrard, Colette Soler, Guy Clastres y el S2 de Jacques Lacan, entre otros autores, se puede llegar a las siguientes conclusiones:

 La opción histérica (la estructura histérica) se plantea en general como una defensa ante la amenaza de castración en algunos casos y, en otros, como el hecho de llevar a cabo una misión vital más que la realización de un deseo. El hombre histérico coloca siempre el poder en el lugar de la mujer, una mujer super-yoica, encarnación del mando, los límites, las normas, ante las que dicho sujeto reacciona obedeciendo temerosamente. Esta fuerte neurosis obliga a estos hombres a elegir mujeres con rasgos paternos, ya que representarán para ellos la ley que los vuelve impotentes (a veces de manera física, dada la elevada evidencia clínica de estos sujetos que presentan con estas mujeres falta de deseo, eyaculación precoz, impotencia sexual o erecciones de larga duración sin eyaculación), y establecerán con mucha frecuencia con ellas relaciones permanentes de mutua dependencia sadomasoquista. Para que el histérico pueda realizar esta relación con esta mujer, debe partir siempre de una cierta desvalorización, que le resulta imprescindible para desplegar sus dones, sus seducciones. En el caso de la histeria femenina, sin embargo, el síntoma que emerge es el de la frigidez. Otra similitud entre histéricas e histéricos es, según refiere Bruno, “la imaginarización del padre, escindido en las dos figuras, la del impotente y la del implacable, con las que el histérico se identifica por turnos”. Y, al igual que la pregunta de la mujer histérica por excelencia es “¿Qué es ser una mujer?”, la del hombre histérico será: “¿Quién soy? ¿Soy capaz de engendrar?” volviendo una vez más a la cuestión clave: ser padre, dejar de serlo, no llegar a serlo (numerosas experiencias clínicas se refieren al hecho de que cuando un hombre histérico toma una amante, no contrapone el amor que siente por ella al que pueda sentir por su mujer, sino al que siente por sus hijos, llegando así a una situación sin solución aparente salvo el sufrimiento y la renuncia a algo, que tanto goce oculto les reporta). Freud identificó en las melancolías de Dostoyevski este desorden. Sus ataques histéricos eran una forma de autocastigo frente al deseo de dar muerte al padre odiado. “Querías matar al padre a fin de ser tú mismo el padre. Pues bien, ahora eres el padre, pero el padre muerto” – tal es el mecanismo del síntoma histérico en el hombre. En lugar de promover al padre muerto como significante-amo, se identifica con él en el retorno de lo reprimido que impone su síntoma, provocando así graves fallas en su función paterna, en tanto que no quiere reconocer la verdad que esconde el síntoma en cuanto a su castración.

El hombre histérico se cree depositario de un saber dirigido por el Otro y puesto siempre al servicio del padre; un padre con el que se identifica para así anular la feminización que teme; de esta manera anula al padre seductor. Curiosamente, aunque parezca todo lo contrario, la lucha contra la seducción la lleva a cabo el hombre histérico odiando secretamente a las mujeres. El síntoma histérico es, pues, una defensa en la que el sujeto debe poner al padre en su lugar, metáfora paterna donde el síntoma es un nombre-del-padre. Todo hombre seductor/histérico es ante todo un padre, y por su impotencia, vuelve inevitablemente a serlo. La histeria es, por tanto, una salida, una posibilidad de estabilidad para el hombre frente a ese desorden de “no haber llegado a ser” cabalmente un varón “viril”.

El histérico tiene una necesidad esencial de reconocimiento; reconocimiento por parte de una mujer pues coloca en su lado todo el saber. Con frecuencia se propone como una especie de “ideal del yo” de esa mujer, dándole a entender que él puede realizar todo lo que ella puede desear o imaginar, colocándose como su compañero e intentándola seducir con la promesa de compartir su ser enigático y la indeterminación fundadora de su deseo, cuando en realidad es un mitómano con el que hay que extremar la cautela. La preocupación fálica es grande en estas estructuras psíquicas, de ahí su cuidado en la apariencia externa, su deseo de agradar a todos y su preocupación excesiva por conocer el efecto que provoca en los demás. El histérico es, según Cruppi, “emocionalmente inmaduro, dramatiza todo el tiempo, tiene una actitud histriónica e intenta atrapar al otro en su trama”. Como indican diversos autores, este hombre necesita siempre público y a su “objeto de amor” irán dirigidas sus crisis, sus manifestaciones de pánico, sus huidas, sus delirios, e incluso, sus desdenes, sus desconsideraciones y sus crueldades. En su discurso, el histérico, pues, presenta su síntoma (su división subjetiva) a un Otro, y en el lugar del Otro está el significante-amo que deberá presentarle su saber sobre la causa de su deseo o de su goce (el objeto a). El que se ubique en el lugar de amo al que lo convoca el discurso histérico, siempre se verá impotentizado. La única respuesta al discurso histérico, es el discurso analítico. No existe otra.

Un elemento especialmente llamativo en el caso de los histéricos es su tendencia a una excesiva identificación con el Otro (proyecciones identificatorias) que prácticamente los despersonalizan, así como su clarísimo deseo de tener un deseo insatisfecho. Por este motivo surge en ellos “el rechazo” para preservar la falta; no desean que nadie les haga sentirse satisfechos. Siempre hay algo dirigido a ese Otro, de barrarlo para preservar la insatisfacción. Esto se aprecia especialmente en la transferencia psicoanalítica que establecen. En general, con el psicoanálisis estos sujetos suelen mejorar y llegar a sufrir mucho menos, especialmente tras una terapia de diván, mucho más regresiva, y especialmente indicada en estos casos.

La desaparición de todo límite suscita la angustia en estas personas. Ese “volverse loco”, actuar de impulso, por pánico, sin reflexión. Es la definición misma de Lacan de la angustia. Cuando falta la falta. Lacan dice que el territorio donde no hay limites es el territorio de la angustia (“la angustia lo es ante la falta de normas”). Por eso suelen brotarse después de un exceso de satisfacción erótica y pasional, donde se trata de situaciones de desborde ilimitado que los vuelve locos. Todo ello tiene que ver con esta cuestión, con este escenario. “Falta la falta’, de perfección, de plenitud, etc. Esta gente insatisfecha, parece que sostiene una erótica del miedo, como si el miedo no fuera algo repugnante. Es un procesamiento neurótico, porque se supone que si “falta la falta”, no hay más deseo. Esta es la suposición neurótica, el procesamiento neurótico. Por esto es que la plenitud enloquece. Parece ser que en la histeria se preserva la insatisfacción, se defiende de manera militante de la satisfacción. En el horizonte de la histeria, está el temor a enloquecer. El temor a extraviarse en un goce sin límites, un goce inconmensurable; ésta es la verdad de su estructura. Está mas allá de la común medida fálica, del lenguaje, de la enumeración. Por eso los místicos hablan de lo inefable. Entonces dice Lacan, “El encuentro con un objeto sexual es probablemente la causa desencadenante específica de la crisis histérica”, aunque no en todas las ocasiones.

El fracaso de la pareja parental, constituye una de las causas frecuentes de la histeria de los hijos. Este es el tema “del hijo como síntoma de la pareja “. ¿Por qué hay que defenderse tanto del incesto? Estamos muy acostumbrados a pensar lo incestuoso por parte del hijo hacia los padres. Pero no se piensa tanto al revés. ¿Qué hay de la insatisfacción de la pareja?, ¿con qué de esto cargan los hijos?. El último Lacan sostiene que “un Padre es aquel hombre capaz de hacer de una mujer la causa de su deseo”, además “debe poder hacerla madre de sus hijos”, cederla, compartirla y esto no debe ser en absoluto excluyente del vínculo de la pareja y por ultimo “debe ser capaz de darle a estos hijos cuidados paternales, es decir cuidados simbólicos”. Ya del Seminario cuatro se puede conjeturar que “una madre es aquella que puede ubicar a sus hijos como metáfora de su amor por su pareja, es decir por el padre de los mismos”. La clínica revela las severas consecuencias de las fallas de ambas funciones.

En resumen, además de los temas edípicos, y los de castración, culpabilidad y satisfacción narcisista, los elementos constitutivos del histérico parecen emanar de significaciones esenciales de la historia del sujeto. Es decir, hay que rastrear los puntos traumáticos de su historia en el análisis.

Sujetos seductores pero desconsiderados y egoistas como buenos neuróticos, obsesionados con su sufrimiento  y sin deseo propio, tendrán extremas dificultades para transmitir a sus hijos un deseo “no anónimo”, aquello que Lacan defendía que era ser el único padre a respetar. Pobres de sus hijos, pues, atrapados en una red familiar histérica que casi les asegura ya un desorden psíquico similar; qué impotencia sentirán ante estas situaciones enquistadas y sin salida. Pobres hombres y pobres mujeres que, en caso de que los dos presenten estructuras histéricas (y es frecuente), estarán encallados en una relación castrada en la que obtendrán un plus de goce en la carencia que el uno descubre en el otro, en la falta que el otro les asegura; en su bloqueo mutuo y constante del placer, algo que los une de manera permanente en una cadena de insatisfacción, mezquindades, desconsideraciones y pequeñas (o grandes) crueldades mutuas. Los demás, los que los observamos, o por casualidad colisionamos en algún momento de nuestra vida con esta asamblea de muertos, debemos intentar alejarnos siempre a una prudente distancia de la enfermedad, de estos sujetos-máscara, sin perder nuestro tiempo en intentar encontrarles el alma. Esta quizás sólo aparezca si deciden analizarse sin resistencias. Pero para entonces nosotros ya no estaremos allí para verlo.

(Marisol Sánchez)

masque-kabuki

————————–

5, 6,7 y 8 de diciembre, 2008

EL VIAJE/LA CASA

El Riad de essaouira
El Riad: viajar a casa

 

Viajar al hogar
Viajar a casa

“Los viajes son una brutalidad. Le obligan a uno a confiar en extraños y a perder de vista toda la comodidad familiar de la casa y de los amigos. Se está en continuo desequilibrio. Nada le pertenece a uno salvo las cosas esenciales: el aire, el descanso, los sueños, el mar, el cielo, y todo tiende hacia lo eterno o a lo que imaginamos de la eternidad.”

(Cesare Pavese)

————–

Los niños descalzos entran en el agua de un mar muy frio; con precarias redes intentan atrapar algún pez. Los observo tiritar mientras tú tiras piedras que rebotan en el agua. A veces consigues que den cuatro saltos antes de hundirse y eso te hace reir. Los niños se arremolinan y te hablan en árabe. Sonríen con sus bocas cariadas. Quieren imitarte. Al mirar este cielo tan nublado me acuerdo de Pavese quien decía que lo único familiar que tenemos cuando viajamos es precisamente el cielo ya que todo lo demás nos descoloca en mundos extraños y perturbadores, pero sé que no es verdad. No para mí. Tu mano morena, seca y cálida agarra la mia guiándome por las oscuras callejuelas de la medina. No conoces el camino pero avanzas sin incertidumbre. Y yo sé que donde tú estés estará siempre mi casa.

(Marisol Sánchez. Entrada dedicada a A.)

————————–

18 de diciembre, 2008

“HOY TENGO MANICURA”

Me llamo Juliana, soy afrobrasileña y tengo cuarenta y dos años. Dejé Foz hace ya tiempo. Allí están mi marido, enfermo crónico, y mis dos hijas. Tengo tres nietos, algo increible en España para una mujer de mi edad. Soy esteticista profesional. Hago manicuras y pedicuras a señoras bien de un barrio bien. Aquí les cobran precios escandalosos que ellas pagan sin saber que los materiales que se utilizan en esta peluquería son deplorables. Ellas siempre pagan. Son básicamente mujeres aburridas con maridos que trabajan demasiado y que quieren ser escuchadas en este rato. Con tres de ellas, sin embargo,  tengo una relación más personal que consiste básicamente en contestar desde mi móvil cuando sus maridos llaman aquí porque a ellas no las localizan en el suyo. “Hoy tengo manicura” – dicen, pero en realidad pasan una hora escasa con sus amantes, con los que tienen sexo rápido en el coche, en una zona casi vacía por aquí cerca. Si el marido insiste mucho, yo las aviso y les digo que llamen a casa inmediatamente. Soy muy discreta y saco buenas propinas. Nunca digo nada; jamás opino. Sus vidas no me interesan; su sexo atropellado y vacío aún menos. Se creen estupendas, especialmente si el amante es algo más joven. Tiene bastante éxito entre ellas el de mediana edad con cierta elegancia o el de tipo ligeramente acanallado y macarra. Las hacen sentirse vivas y eso está bien. Son mujeres que defenderían sus casas perfectas con uñas y dientes ante un divorcio; mujeres de fiestas familiares, de abonos en la ópera – donde siempre, por lo que me cuentan, se aburren -, que presumen ante las demás de todo lo suyo, incluso de la originalidad de sus hijos antisistema, que vienen a hacerse las rastas, a precio de oro,  a la auténtica manera jamaicana, y que tras la mani le dan la ropa sucia a la filipina. Muchas de mis clientas tienen hijas muy snob y a la vez concienciadas políticamente, ecologistas y/o vegetarianas, que llevan el pelo cortado bajo la oreja y flequillo, con un aspecto artificialmente infantilizado, que quieren parecerse a Amelie. Esto está muy de moda ahora entre ellas, pero no les suelo hacer la manicura porque todas estas chicas, sin excepción, se muerden las uñas.

 Me muero por volver a Brasil.

(Marisol Sánchez)

—————————–

9 de enero, 2009

EL PEQUEÑO JINETE DE ARTEMISIÓN

el-jinete-de-artemision_1

A veces la vida se controla con enorme dificultad.

—————————-

15 de enero, 2009

 

“Corren tan aprisa como pueden. Unas jadean a costa del esfuerzo. Otras caen y ya no se levantan. Alguna, más resistente, entona un cántico para darles ánimos. Dice, no bajes la cabeza como una que ha sido vencida. Dice, despierta, anímate, la lucha es larga, la lucha es difícil. Entonces gritan con todas sus fuerzas para manifestar su entusiasmo.”

(Monique Wittig,  Las guerrilleras, entrada dedicada a mi amiga Amparo J.)

 

Replicante
Replicante

 

Replicante
Replicante

———————————————–

22 de enero, 2009

LA SEÑORA VON AROMSTEIM RESUME CON VIDEOS MUY ESCOGIDOS LA EVOLUCIÓN DE SU TERAPIA

1ª etapa – “Beds are burning” (Midnight Oil)

 

“¿Se puede dormir mientras arden las camas?”

 

2ª etapa – “It’s my life” (Talk Talk)

 

 

“Y me he dicho a mí misma…/ … Es mi vida / no lo olvides /” (It’s my life / Don’t you forget)

Ahora – “A Sunday Smile” (Beirut)

“All I want is the best for our lives, my dear / And you know my wishes are sincere /What’s to say for the days I cannot bare / A Sunday smile you wore it for a while…”

 

——————————-

28 de enero, 2009

EL  SALVAVIDAS
No es inútil amarse,
finalmente.
Lo mismo que amaestrar serpientes, nos exige
técnica refinada y perder la vergüenza
de actuar frente al mundo en taparrabos.
Y unos nervios de acero.
Pero amar es oficio
saludable también: su liturgia apacigua
el ocio que enajena -como supo Catulo-
y perdió a las ciudades más felices.
Bajo la cuerda floja dispone -no pidáis
una red, porque tal no es posible- otra cuerda,
tan floja, pero última
tan inútil a veces,
bajo la cual no hay nada.
Y entreabre
ventanas que te oreen la cólera y exhiban
a tu noche otras noches diferentes, y así
sólo el amor nos salva a fin de cuentas
del peligro peor que se conoce:
ser sólo -y nada más- nosotros mismos.
Por eso,
ahora que está ya dicho todo y tengo
un sitio en el país de la blasfemia,
ahora que este dolor de hacer palabra
con el propio dolor
traspasa los umbrales
del miedo,
necesito de tu amor como analgésico;
que vengas con tus besos de morfina a sedarme,
y rodees mi talle con tus brazos
haciendo un salvavidas, para impedir que me hunda
la plomada letal de la tristeza;
que me pongas vestidos de esperanza -ya casi
no recordaba una palabra así-,
aunque me queden grandes como a un niño
la camisa más grande de su padre;
que administres mi olvido y el don de la inconsciencia;
que me albergues de mí -mi enemigo peor
y más tenaz-, que me hagas un socaire,
aunque sea mentira
-porque todo es mentira
y la tuya es piadosa-;
que me tapes los ojos
y digas ya pasó, ya pasó, ya pasó
-aunque nada se pase, porque nada se pasa-,
ya pasó,
ya pasó,
ya pasó,
ya pasó.
Y si nada nos libra de la muerte,
al menos que el amor nos salve de la vida.

 

(Javier Velaza – un hombre muy simpático – , de Los arrancados)

————————————

 

19 de febrero, 2009

LA SRA. VON AROMSTEIM PRESTA MUCHA ATENCIÓN

Algunas parejas, reflexiona Helena von Aromsteim tomando el sol en el jardín, son como dos pájaros atados por una de sus patitas. Todo va bien mientras los intereses coinciden y ambos caminan en la misma dirección o cuando uno de los pajaritos se somete obediente a los tirones del otro. Cuando, por el contrario, uno de ellos se despista o decide alejarse por su cuenta un brezos11solo centímetro y se produce el descompás del paso coreográfico cuidadosamente mantenido hasta el momento, corren el riesgo, incapaces de separarse, de sacarse los ojos el uno al otro en una orgía de picotazos dentro de ese desequilibrado sin-rumbo. La sra. von Aromsteim se estremece al imaginar esa desquiciada infelicidad. Es interesante observar las relaciones de los demás, piensa la sra. von Aromsteim, quien considera que ha aprendido mucho al hacerlo. En esta vida todo consiste en prestar atención, concluye, y levantándose se encamina a plantar unos brezos (a Helena von A. siempre le han encantado los brezos) que dan un toque “House & Garden” muy adecuado a su jardín de rocalla, su zona absolutamente privada.

 

————————————–

20 de febrero, 2009

QUÉ CURIOSO: A BASTANTES MUJERES LES GUSTA RADIOHEAD

¿Qué tienen en común la dramaturga suicida Sarah Kane, la cuñada de Pietro Paladini (el protagonista de Caos Calmo, la novela de Sandro Veronesi) y la sra. von Aromsteim?

Respuesta: Que a las tres les gusta mucho Radiohead, su música, su independencia política muy alternativa, sus textos. Sarah Kane los escuchaba obsesivamente por la noche; la cuñada de Pietro, inmersa en mundos astrales y mágicos de videntes y tarotistas, pensaba que los chicos de Radiohead le hablaban directamente a ella a través de sus canciones cuando sonaban por la radio, y a la sra. von Aromsteim, mientras los escucha con frecuencia en el coche, le intriga mucho saber si el cantante guiña el ojo (no a ella, claro, pues Helena von Aromsteim es mucho menos presuntuosa que la cuñada de Pietro, esa chiflada) o tiene una cierta parálisis facial. El caso es que Radiohead las ha acompañado en muchos momentos a solas. A la sra. von Aromsteim le gusta especialmente la canción “Karma police” porque piensa que es eso lo que necesitaría ver ella en las rotondas aburridas y atestadas de coches, cuando el elegante karma del que hace gala adquiere una pátina casi casi verde bilis.

————————————–

1 de marzo, 2009

BY THIS RIVER (Brian Eno)

 

Here we are
Stuck by this river,
You and I
Underneath a sky that’s ever falling down, down, down
Ever falling down.
Through the day
As if on an ocean
Waiting here,
Always failing to remember why we came, came, came:
I wonder why we came.
You talk to me
as if from a distance
And I reply
With impressions chosen from another time, time, time,
From another time.
—————————–

18 de marzo, 2009

LA FRONTERA (EN MORELIA, MICHOACÁN)

En las tierras purépechas la gente cree en los abrazos y en los saludos. En su lengua, purépecha significa “gente que dialoga”.  Los michoacanos dialogan mucho, pero fuera de este enclave colonial, los controles del ejército continúan incansables por las carreteras haciendo los tránsitos interminables; hay ajustes de cuentas, violencia, disparos. A nadie le interesa el territorio maldito de la frontera norte donde hace poco aparecieron niñas de cinco años asesinadas de la manera más cruel, donde se practica la caza de la mujer a la que previamente se secuestra y se abandona en el desierto cercano a Tijuana y Juárez donde machos muy machos la encontrarán, la violarán, torturarán y asesinarán ajenos a su terror y desamparo, en una nueva variedad de deporte. Viendo la larguísima avenida Benito Juárez, que lleva hasta El Paso (Tejas), y las salidas y entradas de cientos de autocares que transportan mujeres a las maquilas a las seis de la mañana, a las dos de la tarde y a las diez de la noche, se puede entender que la metástasis del mal flote en el aire. En el resto del país no importa esa frontera. Algunos trabajos de video se han prohibido. Las noticias están pervertidas; muchas madres muestran un dolor que ya no es creible; muchas mujeres allí sólo desean operarse los pechos cuanto antes y se sigue conviviendo con la muerte en medio del silencio.

Pero los purépechas agradecen que alguien de Europa (allá lejos) les hable de su frontera norte, la interprete; algo de lo que por aquí poca gente se ocupa. Me pregunto si estoy autorizada para hacerlo. Desde la hermosa terraza de un hotel colonial, en medio del calor de la noche, la ciudad se extiende a mis pies, y siento una extraña decepción que se filtra en mis sueños en forma de pesadilla. Como cuando era adolescente, imagino que extiendo los brazos-alas y vuelo sobre los patios, las plazas empedradas y el desierto. Por la mañana pienso que cuesta ser amable incluso con la gente que más quieres del mundo, pero los purépechas siguen saludando, hablando y sonriendo con su nativa fe en el lenguaje. Qué fácil es amar y odiar este país.

—————————————————

26 de marzo, 2009

figurilla-teotihuacana

 

“No tengo poderes; es que presto mucha atención.”

—————————————————

18 de abril, 2009

RECUERDO

(Eric Burdon & The Animals, “San Franciscan Nights”)

 

(This following program is dedicated to the city and people of San Francisco, who may not know it but they are beautiful and so is their city this is a very personal song, so if the viewer cannot understand it particularly those of you who are European residents save up all your brand and fly trans love airways to San Francisco U.S.A., then maybe you’ll understand the song, it will be worth it, if not for the sake of this song but for the sake of your own peace of mind.)

Strobe lights beam create dreams
walls move minds do too
on a warm San Franciscan night
old child young child feel alright
on a warm San Franciscan night
angels sing leather wings
jeans of blue Harley Davisons too
on a warm San Franciscan night
old angels young angels feel alright
on a warm San Franciscan night.

I wasn’t born there perhaps I’ll die there
there’s no place left to go, San Francisco.

Cop’s face is filled with hate
heavens above he’s on a street called love
when will they even learn
old cop young cop feel alright
on a warm San Franciscan night
the children are cool
they don’t raise fools
it’s an American dream
includes indians too.

—————————————-

23 de abril, 2009

Practicando la visión desde el tercer el ojo (el ojo que ve lo estrambótico)

¿Qué pasa con este video? ¿Por qué el público está tan distraido y no mira a la cantante? ¿Por qué van vestidos así? ¿Están disfrazados? ¿De qué marca es la faja de la cantante? ¿Las joyas son auténticas? ¿Por qué las go-gós andan medio ligando con los de la orquesta si las están grabando? ¿Qué hace ese chico vestido de moro junto a las cortinas? ¿De dónde han sacado la orquestilla? ¿Por qué junto al moro hay una brasileña de testa emplumada? ¿No se da cuenta el de la cámara que lo están grabando a él? ¿Todo esto tiene lugar en el sur de Italia? TODO ES MUY RARO.

Lo que presenta este video es tan desquiciado, tan denso y tan real, que casi da miedo. Por eso es mejor reirse.

 

—————————

 

25 de abril, 2009

LIRICA JAPONESA DEL XVII

 

No es nada,

ya no duele;

es sólo el amigo que

se marcha para siempre.

———–

 

7 de mayo, 2009

PESADILLAS MEXICANAS

nastag-1[1]

nastag-2[1]

nastag-3[1]

 

BOTICELLI: Nastagio Degli Onesti.

—————————————-

 

12 de mayo, 2009

ANTONY: EXQUISITEZ Y CERCANÍA

(Concierto en el Palacio de Congresos de Madrid del día 11 de mayo de 2009)

 

Antony Hegarty
Antony Hegarty

 

Al apagarse las luces, aparece una mujer-cyborg-pájaro ensangrentada, que danza de manera inquietante; como si estuviera herida. Antony entra en el escenario y lo llena inmediatamente con su presencia desbordante, gigantesca, y a la vez extrañamente tímida y delicada, infantil. A la rotundidad, belleza y potencia de su voz perfecta se une su seguridad impecable al piano. La banda (de 6 “johnsons”) es magnífica. La limpieza del sonido y la calidad de lo que escuchamos nos tiene sobrecogidos, conmocionados; sabemos que estamos presenciando algo único. El sonido de esta banda acústica de guitarras, violines, chelos, oboes, saxos, bateria – no rockera sino tradicional – y tan sólo un bajo eléctrico, se ajusta perfectamente a las modulaciones de Antony. Su versión llena de fuerza y alegría de “Shake that Devil” es apabullante. Podría oir esta canción incesantemente sin cansarme.

Su “Epilepsy is Dancing” (una de mis favoritas de su último CD, “The Crying Light”) suena más suave, más lenta, más romántica que en la grabación; quizás más triste. “Who now is dancing? Who now is dying?” (¿Quién es el que baila ahora? ¿Quién es el que se está muriendo?) cobra su significado último de aceptación y renovación. La muerte es baile y el baile es muerte.

Antony parece feliz y relajado, se define como un sujeto transgenérico y analiza su trayectoria musical como la manifestación de un proceso interior en el que se han abierto caminos y bifurcaciones, a veces recorridos, a veces no; su convicción de que el arte es un lugar a través del cual podrá surgir con fuerza un principio femenino que guíe el mundo en los años venideros ya que el principio de dominación y destrucción masculino ha resultado ser letal para la humanidad en su conjunto, para las relaciones y para el medio ambiente. Palabras que comparto plenamente. Habla delirantemente sobre su admiración por la mujer de Obama, de su adicción a los snacks en medio de la noche y su fantaseo con un nuevo jesús-niña (que utiliza sólo de manera metafórica ya que se define como no religioso) que llegará en los próximos 70 u 80 años en forma de una pequeña afgana. Una niña que en la canción “Hope Mountain” (perteneciente al EP “Another World”) siente toda la presión de los miles de personas que la miran mientras le piden que camine sobre las aguas de un inundado Afganistán, destrozado por el cambio climático.

Hope Mountain
Is the place where
The girl first dawned her face
For the crowd
That was gathered
Outside her dark white cave
And then scores of
Soaring eagles
Lift her to the breaking day
We are waiting (We laid there)
And we’re watching (Gently resting)
The waters as they sigh (On the golden green)
Hope Mountain (In the falls)
Is the place where (Of the foxes)
The people come to cry (The hungry and relieved)
She was born (It’s time to)
Like a diamond (Take a wild flight)
Out of the mountainside (And let things start again)
She treasures our (It’s time to)
Brokenness (To produce what’s right)
And will raise us from the tide (And start to make amends)
Look.
Look in the water.
Look who it is.
It’s Jesus.
This time she’s a girl.
This time she’s a girl.

Cuando canta “One Dove”,

One dove
To bring me some peace
In starlight you came from the other side
To offer me mercy

la palabra “mercy” (piedad, clemencia, compasión) se repite incansablemente, pero me doy cuenta de que no siento ninguna piedad, ni un átomo de misericordia ante ciertos acontecimientos y personas de mi vida. Como dice Antony, ahora “I see things”. My eyes are open.

Antony and the Johnsons deslumbra en su regreso a Madrid

Anton and the Johnsons en el Palacio de Congresos

—————————————

18 de mayo, 2009

GUIADA POR MI TERCER OJO, ESTE BLOG EXPERIMENTA UN GIRO COPERNICANO HACIA EL ABSURDO:

Je,je,je,ja,ja,ja!!
Absurditis

 1) Plenitud en el bosque (poema) 

Plenitud en el bosque de Marugán.

El polen cae,

sube de nuevo hacia los árboles

y vuelve a caer,

manchándolo todo de amarillo.

Paso de limpiar.

(Nota: Polinización – La polinización es el transporte de los granos de polen desde los sacos polínicos de las anteras hasta el micrópilo de los óvulos en Gimnospermas y hasta el estigma en las Angiospermas.)

2) Scotch-Brite™ Para la limpieza de los suelos y la vida

Desde estropajos hasta sistemas de pulido de suelos, desde absorbentes de aceites hasta esterilizadores quirúrgicos, los productos químicos, herramientas y sistemas de limpieza de 3M limpian, abrillantan y protegen el entorno en el que vivimos, trabajamos y disfrutamos, haciéndolo más seguro, sano y agradable.

3) Agujeros negros supermasivos en el universo profundo:

Un agujero negro es una región del espacio-tiempo provocada por una gran concentración de masa en su interior, con enorme aumento de la densidad, lo que provoca un campo gravitatorio tal que ninguna partícula material, ni siquiera los fotones de luz, puede escapar de dicha región. Su impresionante fuerza de implosión es algo escalofriante, en suma.

La curvatura del espacio-tiempo o «gravedad de un agujero negro» provoca una singularidad envuelta por una superficie cerrada, llamada “horizonte de sucesos”. El horizonte de sucesos separa la región de agujero negro del resto del universo, lo aísla sin emitir ninguna luz. Los agujeros negros absorben materia de las estrellas cercanas. Ni siquiera una minoría de estrellas rebeldes puede evitarlo, impidiéndoseles así convertirse en supernovas. Pobrecitas.

4) Como construir una letrina segura:

Asegúrese que la losa o bloque sea mucho más grande que la fosa para que no haya peligro de hundimiento. Usted puede hacer un bloque para cubrir la letrina con madera o con bambú cubierto de barro, aunque siempre existirá el peligro de una infestación de anquilostomas a través del barro.

Puede utilizar moldes para hacer losas de hormigón. Si esta haciendo una letrina de Fosa Perfeccionada y Ventilada (FPV) la losa tendrá que tener un agujero para el tubo de ventilación. Asegúrese que el hueco donde se van a sentar sea bien pequeño para evitar que los niños o su mujer se caigan en ella, produciendo una hecatombe familiar. Un ladrillo es una buena guía del tamaño necesario. Eso depende, también, por supuesto, del tamaño del trasero de los miembros de su familia.

Las letrinas ventiladas o las letrinas de sello de agua no necesitan tapas. En caso de necesitar cierre, utilice uno realmente seguro, de lo contrario el hedor invadirá cada poro de su piel y de la de sus allegados. En Rusia, en el Instituto Interestatal para el Desarrollo de los ex-Gulags de Siberia, se están experimentando en la actualidad tapas con contraseña cifrada. Si a través de cualquier mafia rusa consigue una de estas maravillas de la tecnología, procure no olvidar su contraseña privada  o hacerla pública. Por su bien.

Se cuenta que en las antiguas tradiciones romanas, en las Lupercales, se celebraban ritos de purificación cuando se construían letrinas  de uso comunal. En ellas se elegía incluso la “reina de la letrina”.  Muchas mujeres jóvenes – y tontas – se sentían encantadas de participar. El jurado lo formaban hombres honorables de reconocido prestigio intelectual, que ya se sabe que entienden de todo.

—————————————

21 de mayo, 2009

VIDEO DEDICADO A JOSIE LOBIANCO

 

“Que no” (DeLuxe) fue elegida hace dos o tres años la mejor canción por la crítica especializada de Radio 3. La letra es muy curiosa.

———————————-

24 de mayo, 2009

CARTA

Nos costó mucho al principio. Fue una lucha cuerpo a cuerpo por defender lo que cada uno de nosotros era sin que el otro lo invadiera. Pero el deseo brutal de seguir adelante y ser felices predominó por encima de todo. Con el tiempo reconocí tu valentía y supe valorar que en un momento determinado de tu vida optaras por la vida conmigo, por tu felicidad, que pensaras en ti. No me contrapusiste a tus hijos, como se suele hacer para justificar la inacción. Y eso nos alimentó a los dos.

¿Recuerdas aquellos tiempos de la casa alquilada cuando yo te decía que te quería tanto que no podía dormir? Era verdad. Y poco a poco aprendiste que había que emplear palabras de amor, tan necesarias para alimentar y celebrar los sentimientos. Pero tú venías empobrecido y quemado y te costaba verbalizar lo que yo tanto necesitaba. Y la vida fue avanzando entre encuentros y desencuentros, a veces con mucho dolor. Y las cosas se fueron construyendo poco a poco sobre un suelo más firme, algo que los dos necesitábamos desesperadamente.

A veces he estado distraida con tonterías y te he robado tiempo y atención. Y quiero decirte ahora que no merecía la pena, que siempre, detrás de todo, estabas tú. Y que recuerdo siempre, alimentándome mucho, nuestros viajes. A veces cuando me voy a quedar dormida o en el momento de despertar me vienen a la cabeza imágenes inconexas: estas navidades en Atenas, tras los destrozos antiglobalización, y el descubrimiento de aquella tabernita en el Pireo, donde bebimos tanta retsina; un baño a oscuras en aquel  hamman laberíntico en una cueva, cuando yo alucinaba pensando que salía un cancerbero que nos podía perseguir por los túneles estrechos; cuando me escupió en la cara aquel loco de Taizz del que todos se burlaban y al que yo – ridícula – en medio de cientos de hombres quise defender. Me limpiaste todo serio la cara con el pañuelo y luego te empezaste a reir de mí. Al final yo también acabé riéndome de mí misma, viendo que lo que yo había hecho era incomprensible y  patético en aquella cultura. Recuerdo el paseo por el canal del Beagle, en medio del frío, cuando hablábamos de  Shackleton, y el paseo maravilloso posterior por las turberas de Tierra de Fuego; la vuelta terrible cruzando el Atlas nevado para llegar a Marraquech, cuando pensábamos que podíamos sufrir un accidente serio, nuestro silencio en aquellas horas interminables. Me veo junto a ti buscando en la noche un sitio donde cenar y dormir en Meknes mientras en aquella calle cientos de chicos desesperados, desesperanzados, se colocaban con pegamento y somnolientos nos recomendaban un caravanserai donde pasamos la noche; los paseos por los inmensos jardines y parques de Potsdam, cuando yo te hablaba de mis años allí tan llenos de libertad y futuro. Y también recuerdo cuando te conocí, a mi vuelta de Berlín, y cuando me acompañaste a llevar mi tesis a Cáceres, y que tú me decías que yo te había enseñado la parte vieja agarrada de tu brazo de una manera que ya no se llevaba, como una señorita antigua, y que te había sorprendido y gustado.

Sé que no te apetece que escriba esto en un lugar tan público, pero quiero hacerlo, lo necesito así. Y te repito que siempre, siempre, detrás de todo, estabas tú. Y que necesito seguir viajando contigo. A Sonora. O a Albacete, que más da. Viajemos.

———————————

1 de junio, 2009

SILENCIOS AJENOS QUE SE AGRADECEN MUCHO: 

  

 

Un silencio religioso: en las bocas cerradas de los vegetarianos no entran moscas (chicha)

Un silencio religioso: en las bocas cerradas de los vegetarianos no entran moscas (chicha)

 ——————————————-

 

Responses

  1. Gracias, gracias, gracias. Por la sorpresa, por la dedicatoria, y por presentar al ojo de los lectores a este grandísimo, maravilloso y esencial Joseph Brodsky. Sin duda es todo un acierto la elección de este fragmento para esta interesantísima sección de tu blog. Te deseo todo lo mejor. Isabel

    Me gusta

  2. Me encanta este poema. El autor tiene una cara muy interesante. Seguro que es muy inteligente para haber escrito el poema.

    Me gusta

  3. Querida Encajera de Leiden, los tapices están todos rasgados, y las mantas, y aun los manteles. Nos gustaría saber qué ha pasado con esos dos que intentan arreglar el tapiz, o qué es lo que les ha llevado a intentar coserlo juntos, en ese brillante, sedoso y templado clima de seducción. Francisca Piñón.

    Me gusta

  4. La persona fundamental aquí es la encajera. Creo que necesitaba imperiosamente NO VER lo roto, lo enfermo. Quizás sólo quería olvidarlo, y prefería fantasear con que entre dos el esfuerzo por conseguirlo resulta más liviano. Pero no sabemos si para la otra persona eso es esencial, probablemente no. En último caso eso no importa. Creo que ella simplemente anuncia que no quiere más deterioros añadidos. Sus pensamientos son ciertamente ingenuos: frente a las fracturas uno está siempre íntimamente solo, cose solo. Pero yo no puedo volver al siglo XVIII para decírselo. Quizás tenga suerte y el remiendo quede discretamente bien, no sé. La historia, pues, concluye aquí, no hay nada que añadir.

    Me gusta

  5. Me encantan las telas, son tan vivas, con esos colores que dan una imagen de relajo…
    también me encanta la pintura de esa chiquita cosiendo.
    …ES GENIAL…

    Me gusta

  6. Mil gracias, infinitas gracias. Seguiremos resistiendo. Otra vez gracias.

    Me gusta

  7. Excelente blog, muy necesario

    Me gusta

  8. A mí también me encanta Radiohead…

    “The dust and the screaming
    The yuppies networking
    The panic, the vomit
    The panic, the vomit
    God loves his children, God loves his children, yeah!”

    Paranoid Android – Radiohead

    Me gusta

  9. Exactamente eso: “the panic, the vomit” (fantástico su “OK Computer”)

    Me gusta

  10. En todas partes, en todos los territorios, las mujeres somos asesinadas por no someternos, por decir no. Quiero nombrar aquí en representación de todas las mujeres asesinadas del mundo a Marta del Castillo, de la que todavía se está buscando su cuerpo. Marta tu muerte no va a ser inutil. Te lo prometo

    Me gusta

  11. Mi niña,
    leerte es seguir compartiendo ideas, charlas, luces, como han sido nuestras conversaciones en Morelia y Ciudad de Mexico.
    Me encanta tu lucidez, tu preocupacion, tu cuidado y tu delicadeza.
    Un gusto y una alegria haberte conocido.
    Muchos besos, Isabel.

    Me gusta

  12. No podrán

    Podrán quemar el desierto,
    secar los ríos,
    arrasar las estrellas.
    Podrán.

    Pero jamás extinguirán la pupila de los niños,
    el vientre mojado de mi madre,
    el espermatozoide impuro de mi padre.

    Podrán apagar el sol,
    cubrir con muros el horizonte.
    Podrán.

    Pero jamás triturarán mis piedras,
    ni mis huesos,
    ni mi sombra.

    Podrán quemar mi camisa
    y mis sandalias
    y mis pestañas
    y mi palabra.
    Podrán.

    Pero jamás borrarán a Palestina.
    No podrán.
    ———————-
    6 Febrero 2004 – Ecuador
    César Cando
    Centro de Cultura del Emigrante. Quito, Pichincha, Ecuador.

    Me gusta

  13. Very nice site!

    Me gusta

  14. Marisol he vuelto a leer los textos de cuando sufriste el giro copernicano hacia el absurdo : Scoth- Brite…, Agujeros negros supermasivos… y Cómo construir una letrina segura. La verdad es que me parecen geniales, esa visión que tienes de la supernova intentanto escapar de una masa gravitatoria negra y cómo aconsejas, desde la profesionalidad, la mejor manera para construir una FPV indicando el riesgo de hecatombe familiar en caso de que las medidas de dicha FPV no sean correctas o cómo los agentes del Ex- Gulags experimentan con tapas de letrinas propias del S. XXI con contraseña cifrada incluida.

    En definitiva detrás del humor del absurdo siempre hay una carga crítica de profundidad y en este caso la tuya es de una calidad excelente, comprendo que algunos miembros del Ex-Gulags sientan verdadero temblor cuando piensan leer las perlas ácidas de tus palabras. Pero las perlas ácidas son únicas y seguramente producen adicción se quiera o no.

    Un besazo de una mininova (una masa gravitaria negra anduvo haciendo de las suyas conmigo y perdí algo de materia, voy a ver si la recupero).

    Me gusta

  15. Gracias por estas palabras que me hablan de amistad, complicidad y soporte afectivo que sabes que es recíproco. Nuestras conversaciones han ido entretejiendo una gran amistad. Piensa en lo muchísimo que nos hemos reido las dos. Eso es la vida. Eso y la amistad: un lugar a salvo.
    Muchos besos de una micronova a una mininova (aunque algo me dice que en el fondo somos realmente soles que se han convertido en SUPERNOVAS, ¿o no sientes que tras cada crisis vital, si ésta se subjetiva correctamente y pasa a formar parte de tu ADN, enriqueciéndote y nutriéndote, una sabe mucho más de sí misma y del entorno y se siente un ser un poquito mejor?). Pues eso.

    Me gusta

  16. […] EL OJO HUMANO […]

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: